miércoles, 3 de diciembre de 2008

Estado espera ahorrar S/. 300 millones por “ecoeficiencia”


“Si chorrea un caño o queda un foco prendido a nadie le importa. Eso acabará”, afirma ministro Brack.

Aproximadamente unos S/. 300 millones anuales ahorraría el Estado a partir del 1 de enero del 2009 gracias al nuevo programa de ecoeficiencia empresarial del sector público, informó el Ministerio del Ambiente.
El titular del sector, Antonio Brack Egg, explicó que el novedoso plan consistirá en el ahorro de energía, agua y papeles en las oficinas de los ministerios, gobiernos regionales y locales y de la concientización de los 680 mil empleados públicos, principales consumidores de estos servicios.

“En la actualidad en los ministerios si chorrea un caño y queda un foco prendido o se imprimen los papeles por una cara, a nadie le importa, como no es su casa”, argumentó Brack quien estimó que a fines de año el 50% de los ministerios y oficinas públicas se harán acreedores a la certificación de ecoficientes.

"Ser ecoeficiente, gastar menos agua, energía e insumos, no significa costo alguno, por el contrario reporta mayores ingresos, tal como ocurre con una empresa de harina de pescado, que tras volverse ecoeficiente ha logrado ganancias adicionales de hasta 30 mil dólares mensuales", comentó Brack.


¿Qué es ecoeficiencia?

El concepto ecoeficiencia surgió como base de una filosofía empresarial que sostiene que el uso racional de los insumos industriales (incluyendo insumos naturales) repercute directamente en mayores niveles de productividad, lo que acrecienta la competitividad de las empresas y, por tanto, de los países.

Este concepto se puede aplicar también al sector público en términos del mejor uso de materiales, energía, y agua, pues por la magnitud de sus operaciones se convierte en un consumidor importante de todos estos elementos.De acuerdo con esta filosofía, si el Estado tomara medidas de ecoeficiencia a fin de mejorar el consumo de materiales, agua y energía, los ahorros generados serían importantes y las metas de disminución del gasto corriente se cumplirían, y se obtendrían mejores niveles de gastos en inversión pública en temas estratégicos.


Expreso, 01/12/2008