jueves, 22 de mayo de 2008

Mariella Balbi : El buen Brack

Rincón del autor. Tampoco se entiende que el nuevo ministerio no vea los estudios de impacto ambiental de las inversiones mineras importantes... Las omisiones huelen mal.
Nuestro flamante ministro del Ambiente integra ese grupo de personas que conocen el Perú de manera cabal y que cada vez son menos, pese a que los necesitamos a gritos. Estudiosos como María Rostworowski, Fernando Cabieses, Estuardo Núñez, Francisco Miró Quesada, el fallecido Pons Muzzo y otros pocos son peruanistas que vamos perdiendo sin observarse una vigorosa renovación. Hay recambio, felizmente, pero no es proporcional a lo que merece nuestra historia. El conocimiento sobre el Perú de un compatriota de 35 años, medianamente instruido, es pobre e incipiente. Se mira más hacia Miami que al fabuloso pasado prehispánico o a la apabullante cultura viva que tenemos.
Como los otros mencionados, Antonio Brack es un hombre sabio. Que se ocupe del novel ministerio es una garantía de que podremos recuperar la sensatez medioambiental. En un país tan rico y diverso como el nuestro, el daño ecológico es doblemente ominoso. Brack tendrá que combatir y persuadir a un buen grupo de compatriotas, con grado universitario, que ven en la protección del ambiente una tonta exageración teñida de izquierdismo. Y, como se sabe, la lucha ideológica es la más difícil. En el otro extremo, deberá educar al sector de menos recursos, disolviendo la perversa asociación entre pobreza y deterioro ambiental. Se puede ser pobre y vivir en un entorno armónico. Resolver el escatológico asunto del desagüe nacional se vuelve urgente, y hacer pedagogía ecológica también. Los gobiernos regionales tienen que sacar provecho de la ciencia de Brack y cuidar, de una vez por todas, su promisorio patrimonio.
Un ex ministro de Agricultura intuye que el Gobierno dejó el manejo del agua a ese sector porque la Junta de Regantes podía 'saltar' y protestar. Ante tanta crítica por tan infeliz decisión, el Ejecutivo está obligado a decir por qué actuó de esta manera. Más aun cuando Agricultura sacó una resolución reafirmando su poderío hídrico mientras Brack elaboraba el proyecto del Ministerio del Ambiente y logró revertir esa decisión, para --luego de ganar-- perder ese punto. Tampoco se entiende que Ambiente no vea los estudios de impacto ambiental de las inversiones mineras importantes. No se visualiza que una buena mayoría de peruanos quiere autoridades confiables y técnicas en este sensible tema.
El temperamento de Antonio Brack es risueño, positivo y proactivo. Si se pretende meterlo en la zancadilla política y el 'recutecu' del poder, amarra acá, negocia allá, sería un verdadero despropósito y un gran desperdicio. Brack es un hombre sano mas no tonto, aunque no se trata de alocarlo con el lado más bajo de la actividad política. Ciertamente, no necesita defensores, pero las omisiones en la ley del Ministerio del Ambiente huelen mal. Dejo a su criterio el colocar las siguientes líneas en todos los baños del país. Fue encontrada en los servicios higiénicos de una importantísima empresa. Dice así: "Si no quieres sentarte en el inodoro, por lo menos ten la educación suficiente de levantar la tapa, ya que no tenemos por qué sentarnos sobre pila, y menos ajena. Tampoco tenemos por qué ganarnos con inodoros sucios porque no tuviste la educación suficiente para jalar. Si no eres capaz de cumplir con estas mínimas reglas de cortesía y educación, por favor, no uses este baño. Gracias".
El Comercio, 20/05/2008

1 comentario:

Euroresidentes dijo...

Hola. Estamos intentando contactar con Mariella Balbi pero no encuentro la forma. Ruego si disponen de un correo electrónico donde le podemos contactar nos lo envién a euroresi@euroresidentes.com Muchas gracias y perdonen las molestias